You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.
Agenda bíblica
diciembre 2022
Do Lu Ma Mi Ju Vi
27 28 Lunes de la 1ª semana de Adviento María Elena Stollenwerk 29 Martes de la 1ª Semana de Adviento Saturnino 30 San Andrés, apóstol 1 Jueves de la 1ª Semana de Adviento Eloy 2 Viernes de la 1ª Semana de Adviento Bibiana 3 Sábado de la 1ª Semana de Adviento Francisco Javier
4 2º Domingo de Adviento Juan Damasceno y Bárbara 5 Lunes de la 2ª Semana de Adviento Sabas 6 Martes de la 2ª Semana de Adviento Nicolás 7 Miércoles de la 2ª Semana de Adviento Ambrosio 8 Inmaculada Concepción de Santa María Virgen 9 Viernes de la 2ª Semana de Adviento Leocadia y Valeria 10 Sábado de la 2ª Semana de Adviento Eulalia de Mérida
11 3º Domingo de Adviento Dámaso 12 Lunes de la 3ª Semana de Adviento Nuestra Señora de Guadalupe y Juan Diego 13 Martes de la 3ª Semana de Adviento Lucía 14 Miércoles de la 3ª Semana de Adviento Juan de la Cruz 15 Jueves de la 3ª Semana de Adviento Valeriano 16 Viernes de la 3ª Semana de Adviento Adelaida 17 17 de diciembre Juan de Mata
18 4º Domingo de Adviento Nuestra Señora del la Esperanza 19 19 de diciembre Nemesio 20 20 de diciembre Domingo de Silos 21 21 de diciembre Pedro Canisio 22 22 de diciembre Francisca Javier Cabrini 23 23 de diciembre Juan de Kety 24 Nochebuena Eutimio
25 Natividad del Señor 26 San Esteban, protomártir 27 San Juan, apóstol y evangelista 28 Santos Inocentes 29 Día 5º de la Octava de Navidad Tomás Becket 30 Sagrada Familia: Jesús, María y José Sabino 31 Día 7º de la Octava de Navidad Silvestre
02/12/2022

Viernes de la 1ª Semana de Adviento

Bibiana

Lectura del libro de Isaías

Así dice el Señor:
Dentro de un breve tiempo,
el Líbano se volverá un vergel,
el vergel parecerá un bosque.
Aquel día los sordos oirán
las palabras escritas en el libro;
los ciegos podrán ya ver,
libres de sus densas tinieblas.
Otra vez la gente desgraciada
gozará de la ayuda del Señor;
los más pobres de la sociedad
se alegrarán en el Santo de Israel.
Violentos y cínicos acabarán consumidos,
los que se aprestan al mal serán aniquilados:
los que engañan a la gente en un pleito,
ponen trampas al defensor en el juicio
y condenan por una nadería al inocente.
Por eso, así dice a Jacob
el Señor, que rescató a Abrahán:
Ya no se avergonzará Jacob,
ya no le saldrán los colores,
pues, cuando vea lo que haré con él,
reconocerá mi santo nombre,
confesará al Santo de Jacob,
respetará al Dios de Israel.
Los descaminados sabrán entender,
los que protestan aprenderán la lección.

R/. El Señor es mi luz, y mi salvación.

      El Señor es mi luz, mi salvación,
          ¿de quién tendré miedo?
          El Señor es mi refugio,
          ¿a quién temeré? R/.

      Una sola cosa pido al Señor,
          solo esto quiero:
          sentarme en la casa del Señor
          todos los días de mi vida,
          contemplar la gracia del Señor
          y frecuentar su Templo. R/.

      Confío en ver la bondad del Señor
          en la tierra de los vivos.
          Espera en el Señor,
          sé fuerte, ten firmeza;
          pon tu esperanza en el Señor. R/.

Lectura del santo evangelio según san Mateo

En aquel tiempo, dos ciegos seguían a Jesús, suplicando a voces:
—¡Ten compasión de nosotros, Hijo de David!
Cuando entró en casa, los ciegos se le acercaron y Jesús les preguntó:
—¿Creen ustedes que puedo hacer esto?
Ellos le contestaron:
—Sí, Señor.
Entonces les tocó los ojos y dijo:
—Que se haga en ustedes conforme a la fe que tienen.
Se les abrieron al punto los ojos y Jesús les ordenó:
—Procuren que nadie lo sepa.
Ellos, sin embargo, en cuanto salieron, comenzaron a divulgarlo por toda la región.

Ciclo
A
Año
Impar
Color
Morado
Semana Salterio
I
Cita del día

En la narración evangélica de la curación de los dos ciegos encuentro la parábola de la profunda transformación que la Buena Noticia obra en mí si la acojo con fe: el paso de la ceguera a un ver con ojos nuevos, no ofuscados.
La vida vieja, existencia marcada por el pecado, me llevaba a una visión desenfocada de mí mismo, de los otros y de las situaciones de mi vida. La Buena Noticia, por el contrario, me ha abierto los ojos para ver mi ceguera, la necesidad de curación y salvación, que estaban ocultas.
Como recuerda el evangelio de Juan, si creo ver, quedaré siempre en mi ceguera, porque permanece mi pecado (Jn 9,41). Si, por el contrario, como los ciegos de la curación de Mateo, pido al Señor que sane mi ceguera, recibo de él el don de la vista.
Así comienzo a ver, primero un tanto borroso y luego más claramente, la acción del Señor en mi historia, en la de mis hermanos y hermanas. La fe en el Evangelio me lleva a discernir los signos luminosos de la venida de Dios en mi vida, precisamente donde de otro modo sólo aparecen fragmentos disgregados.
Como los ciegos del evangelio me veo revestido de la piedad de Cristo, acogido en su casa, tocado por su mano misericordiosa. El evangelio me pone de manifiesto con nueva luz a los demás y aprendo a estimar lo que el mundo espontáneamente no aprecia: a los humildes, los pobres, los oprimidos.

Libro relacionado

Lectio Divina para cada día del año: Tiempo de Adviento

Precio sin IVA: 17,02 €
Precio con IVA: 17,70 €

Blanco Color que hace referencia a la resurrección de Jesús, siendo el color más solemne en la liturgia. Simboliza la alegría y la paz. Se usa durante el tiempo de Pascua y el tiempo de Navidad. Se emplea también en las fiestas y solemnidades del Señor no relativas a la Pasión, incluida la misa de la Cena del Señor del Jueves Santo, en las fiestas de la Virgen María y de los santos que no murieron mártires.
Morado Este color simboliza preparación espiritual. Simboliza humildad, penitencia, deseo y dolor. Se usa en Adviento y en Cuaresma, tiempos de preparación para la Navidad y la Pascua respectivamente. Además, en las celebraciones penitenciales y de difuntos.
Verde Este color simboliza esperanza, paz, serenidad y ecología. Es usado durante el Tiempo Ordinario, en los feriados y los domingos que no exigen otro color (solemnidades, fiestas de santos).
Rojo Asociado a la sangre y al fuego, es color del corazón: denota pasión, vida, pentecostés y martirio. Es usado principalmente en el Domingo de Ramos, el Viernes Santo, Pentecostés y en las fiestas de mártires. Además, en la administración del sacramento de la Confirmación.

Identifícate

Iniciar sesión
Crear nuevo usuario
Nuevo usuario