You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.
Agenda bíblica
noviembre 2021
Do Lu Ma Mi Ju Vi
31 1 Todos los Santos 2 Todos los fieles difuntos 3 Miércoles de la 31ª Semana del T.O Martín de Porres 4 Jueves de la 31ª semana del T.O Carlos Borromeo 5 Viernes de la 31ª semana del T.O Zacarías e Isabel 6 Sábado de la 31ª Semana del T.O Leonardo
7 32º Domingo del T.O Beato Francisco Palau Quer 8 Lunes de la 32ª Semana del T.O Beata Isabel de la Trinidad 9 Martes de la 32ª Semana del T.O 10 Miércoles de la 32ª Semana del T.O León Magno 11 Jueves de la 32ª Semana del T.O Martín de Tours 12 Viernes de la 32ª Semana del T.O Josafat 13 Sábado de la 32ª Semana del T.O Diego de Alcalá
14 33º Domingo del T.O Andrónico 15 Lunes de la 33ª Semana del T.O Alberto Magno 16 Martes de la 33ª semana del T.O Margarita, Gertrudis 17 Miércoles de la 33ª Semana del T.O Isabel de Hungría 18 Dedicación de las basílicas de los santos Pedro y Pablo 19 Viernes de la 33ª Semana del T.O Crispín 20 Sábado de la 33ª Semana del T.O Félix
21 Jesucristo, Rey del Universo Presentación de la Santísima Virgen María 22 Lunes de la 34ª Semana del T.O Cecilia 23 Martes de la 34ª Semana del T.O Clemente 24 Miércoles de la 34ª Semana del T.O Andrés Dung-Lac y compañeros mártires 25 Jueves de la 34ª semana del T.O Catalina de Alejandría 26 Viernes de la 34ª Semana del T.O Juan Berchmans 27 Sábado de la 34ª Semana del T.O Virgen de la Medalla Milagrosa
28 1º Domingo de Adviento María Elena Stollenwerk 29 Lunes de la 1ª Semana de Adviento Saturnino 30 San Andrés, apóstol 1 Miércoles de la 1ª Semana de Adviento Eloy 2 Jueves de la 1ª Semana de Adviento Bibiana 3 Viernes de la 1ª Semana de Adviento Francisco Javier 4 Sábado de la 1ª Semana de Adviento Juan Damasceno y Bárbara
25/11/2021

Jueves de la 34ª semana del T.O

Catalina de Alejandría

Lectura de la profecía de Daniel

En aquellos días, unos hombres espiaron a Daniel y lo encontraron orando y suplicando a su Dios. Entonces inmediatamente fueron a decirle al rey:
—¿No has firmado un decreto ordenando que, durante treinta días, nadie rece a cualquier otro dios o ser humano, salvo a ti, majestad, bajo pena de ser arrojado al foso de los leones?
El rey respondió:
—Así es, y se trata de un decreto irrevocable, según la ley de los medos y de los persas.
Entonces dijeron al rey:
—Pues Daniel, uno de los deportados de Judá, no te obedece, majestad, pues pasa por alto el decreto que firmaste. Ora tres veces al día.
Al oírlo, el rey se entristeció y se propuso salvar a Daniel; lo estuvo intentando hasta la puesta de sol. Pero aquellos hombres acudieron en masa al rey, diciéndole:
—Ya sabes, majestad, que, según la ley de los medos y de los persas, todo real decreto es irrevocable una vez promulgado.
El rey acabó cediendo y mandó que trajeran a Daniel y lo arrojaran al foso de los leones. Antes le dijo:
—Tu Dios, a quien tan fielmente das culto, te salvará.
Una vez dentro, trajeron una piedra para cerrar la boca del foso, y el rey la selló con su anillo y el de sus dignatarios para que, conforme a la sentencia, nadie pudiese hacer nada por Daniel. El rey regresó a palacio y pasó la noche ayunando, sin la compañía de las concubinas y sin poder conciliar el sueño. Se levantó al rayar el alba y fue a toda prisa al foso de los leones. Cuando estaba ya cerca, llamó a Daniel con voz angustiada:
—Daniel, siervo del Dios vivo, ¿te ha podido salvar de los leones el Dios al que das culto diariamente?
Daniel respondió:
—¡Larga vida al rey! Mi Dios ha enviado a su ángel a cerrar la boca de los leones, y no me han hecho daño alguno. Él sabe que soy inocente y que no he cometido nada irregular contra ti, majestad.
El rey se alegró mucho y mandó que sacasen a Daniel del foso. Una vez fuera, comprobaron que no tenía ni un rasguño, porque había confiado en su Dios. El rey ordenó a continuación que arrojasen al foso de los leones a los hombres que habían denunciado a Daniel, junto con sus hijos y sus esposas. Todavía no habían llegado al suelo, cuando los leones se lanzaron sobre ellos y les trituraron los huesos. El rey Darío escribió la siguiente carta a la gente de todos los pueblos, naciones y lenguas de la tierra:
—¡Que su paz aumente día a día! Ordeno que en todos los dominios de mi reino todos veneren y respeten al Dios de Daniel.

Él es el Dios vivo y eterno;
su reino no será aniquilado,
su imperio durará hasta el fin.
Es capaz de salvar y liberar,
él hace señales y prodigios
lo mismo en el cielo que en la tierra.
Él ha salvado a Daniel de morir
en las garras de los leones.

R/. Ensálcenlo con cánticos eternamente.

      Rocíos y nevadas, bendigan al Señor. R/.

      Hielo y frío, bendigan al Señor. R/.

      Heladas y nieves, bendigan al Señor. R/.

      Noches y días, bendigan al Señor. R/.

      Luz y tinieblas, bendigan al Señor. R/.

      Relámpagos y nubes, bendigan al Señor. R/.

      Bendiga la tierra al Señor. R/.

Lectura del santo evangelio según san Lucas

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
—Cuando vean a Jerusalén cercada de ejércitos, sepan que el momento de su destrucción ya está cercano.
Entonces, los que estén en Judea huyan a las montañas, los que estén dentro de Jerusalén salgan de ella y los que estén en el campo no entren en la ciudad. Porque aquellos serán días de venganza, en los que se ha de cumplir todo lo que dice la Escritura.
¡Ay de las mujeres embarazadas y de las que en esos días estén criando!
Porque habrá entonces una angustia terrible en esta tierra, y el castigo de Dios vendrá sobre este pueblo.
A unos los pasarán a cuchillo y a otros los llevarán cautivos a todas las naciones. Y Jerusalén será pisoteada por los paganos hasta que llegue el tiempo designado para estos.
Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas. Las naciones de la tierra serán presa de confusión y terror a causa del bramido del mar y el ímpetu de su oleaje. Los habitantes de todo el mundo desfallecerán de miedo y ansiedad por todo lo que se les viene encima, pues hasta las fuerzas celestes se estremecerán.
Entonces se verá llegar al Hijo del hombre en una nube con gran poder y gloria.
Cuando todo esto comience a suceder, cobren aliento y levanten la cabeza, porque la liberación ya está cerca.

Ciclo
B
Año
Impar
Color
Verde
Semana Salterio
II
Cita del día

Parece que los enemigos de Daniel van a triunfar sobre él, pues provocan su condena, a pesar de la benevolencia del rey. Jerusalén está destruida, y exterminada la población de Judea, aunque se trate de la ciudad santa. Sin embargo, precisamente en lo profundo de estas espantosas desventuras, se invierten las suertes: los leones que han respetado a Daniel devoran a sus adversarios, y, mientras los hombres mueren de miedo, los discípulos de Jesús levantan la cabeza, porque está cerca su liberación.
No olvidemos que tanto el autor del libro de Daniel como el evangelista Lucas escribieron estas páginas en tiempos de persecución, en unos tiempos en los que la solución positiva y el fin de las tribulaciones se presentaban inciertos y lejanos. Los vv. 21-24 del capítulo 21 de Lucas no son fruto de la fantasía, sino más bien un artículo de corresponsal de guerra que describe lo que sucede ante sus ojos. Dejaríamos de llorar por nosotros a causa de nuestras dificultades cotidianas si tuviéramos sólo una brizna de la fe atestiguada por las lecturas de hoy.

Libro relacionado

Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario

Precio sin IVA: 19,04 €
Precio con IVA: 19,80 €

Blanco Color que hace referencia a la resurrección de Jesús, siendo el color más solemne en la liturgia. Simboliza la alegría y la paz. Se usa durante el tiempo de Pascua y el tiempo de Navidad. Se emplea también en las fiestas y solemnidades del Señor no relativas a la Pasión, incluida la misa de la Cena del Señor del Jueves Santo, en las fiestas de la Virgen María y de los santos que no murieron mártires.
Morado Este color simboliza preparación espiritual. Simboliza humildad, penitencia, deseo y dolor. Se usa en Adviento y en Cuaresma, tiempos de preparación para la Navidad y la Pascua respectivamente. Además, en las celebraciones penitenciales y de difuntos.
Verde Este color simboliza esperanza, paz, serenidad y ecología. Es usado durante el Tiempo Ordinario, en los feriados y los domingos que no exigen otro color (solemnidades, fiestas de santos).
Rojo Asociado a la sangre y al fuego, es color del corazón: denota pasión, vida, pentecostés y martirio. Es usado principalmente en el Domingo de Ramos, el Viernes Santo, Pentecostés y en las fiestas de mártires. Además, en la administración del sacramento de la Confirmación.

Identifícate

Iniciar sesión
Crear nuevo usuario
Nuevo usuario