Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda digital ebook Catálogo General

29º Domingo del T.O

Anteriordomingo, 18 de octubre de 2020 Siguiente

Lecturas Bíblicas
Isaías 45, 1. 4-6
95, 1 y 3. 4-5. 7-8. 9-10ac
Tesalonicenses 1, 1-5b
Mateo 22, 15-21
Liturgia
Color Verde
Ciclo A
Semana Salterio I
San Lucas, evangelista
29º Domingo del T.O

Cita del día

La primera lectura nos recuerda que, a pesar de todas las apariencias, las autoridades de este mundo reciben el poder de Dios, que es el Señor de la historia. Esto no quiere decir que se trate de un poder absoluto, de derecho divino y, por lo tanto, inopinable, sino todo lo contrario: quiere decir que todo poder está llamado, siempre y en todo momento, a responder ante Dios de la veracidad y justicia de su propio ejercicio. Éste es el reclamo de la célebre sentencia evangélica sobre el tributo debido al César y la entrega completa a Dios. 
Inspirarse en la Palabra de Jesús para tratar la problemática del poder y la responsabilidad del cristiano en el mundo significa distinguir dos planos distintos, el de Dios y el de los hombres, y saberlos interrelacionar. Significa separar la cuestión del poder terreno –legítimo e ilegítimo– de las exigencias de la voluntad de Dios. El evangelio nos recuerda que no sólo se debe responder de las decisiones públicas ante los hombres, sino que todos son responsables de sus decisiones, públicas y privadas, ante Dios. 
Como el poder del César alcanza exactamente hasta donde llegan las monedas con su efigie, así el poder de Dios llega hasta donde alcanza su imagen. Y puesto que el hombre es la criatura modelada por Dios a imagen y semejanza (Gn 1,26), se sigue que, en cuanto «imagen» de Dios, pertenecemos plenamente a Dios, que cualquier dimensión de nuestra vida se refiere a él, incluida la política. Esto no nos mengua, sino más bien nos ayuda a liberarnos de espejismos ante el poder y de colisiones frente a regímenes económicos, políticos y militares que impidan a la humanidad realizar con libertad y justicia su vocación de ser imagen de Dios. Distinguir los dos planos, indicados claramente por Jesús también nos pone en guardia frente a las recurrentes tentaciones integristas que anidan solapadamente bajo formas de «fundamentalismo cristiano».

Fuente:
Lectio Divina para cada día del año: Domingos del Tiempo Ordinario Lectio Divina para cada día del año: Domingos del Tiempo Ordinario

Autor: Zevini, Giorgio / Cabra, Pier Giordano

Textos bíblicos
Primera lectura:
Isaías 45, 1. 4-6

Lectura del libro de Isaías

Así dice el Señor de su ungido, 
de Ciro, a quien llevo de la mano: 
Someteré ante él a las naciones, 
desceñiré los lomos de los reyes, 
abriré ante él las puertas, 
los portones no le resistirán.
Por mi siervo Jacob, 
por mi elegido Israel, 
te llamé por tu nombre, 
te concedí este honor 
aunque no me conocías. 
Yo soy el Señor, no hay otro; 
no hay Dios fuera de mí. 
Te ciño como guerrero, 
aunque no me conoces, 
para que sepan en oriente y occidente 
que no hay nadie fuera de mí. 
Yo soy el Señor, no hay otro.

Salmo:
95, 1 y 3. 4-5. 7-8. 9-10ac

R/. Rindan al Señor gloria y poder.

      Canten al Señor un cántico nuevo, 
          que cante al Señor la tierra entera; 
          Pregonen su gloria entre las naciones, 
          sus prodigios entre todos los pueblos. R/.

      Porque es grande el Señor, 
          es digno de alabanza, 
          más admirable que todos los dioses. 
          Todos los dioses paganos son nada, 
          pero el Señor ha hecho los cielos. R/.

      Rindan al Señor, familias de los pueblos, 
          rindan al Señor gloria y poder; 
          reconozcan que es glorioso su nombre, 
          tráiganle ofrendas y entren en su presencia. R/.

      Adoren al Señor en su hermoso Templo, 
          que tiemble ante él la tierra entera. 
          Digan a las naciones: «El Señor es rey». 
          Él juzgará con rectitud a los pueblos. R/.

Segunda lectura:
Tesalonicenses 1, 1-5b

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses

Pablo, Silvano y Timoteo a la iglesia de los tesalonicenses congregada en el nombre de Dios Padre y de Jesucristo, el Señor. Con ustedes, gracia y paz. 
Permanentemente damos gracias a Dios por cada uno de ustedes y los tenemos presentes en nuestras oraciones. 
Sin cesar recordamos ante Dios, nuestro Padre, qué activa es la fe que ustedes tienen, qué esforzado su amor y qué firme la esperanza que han depositado en nuestro Señor Jesucristo. 
Sabemos bien, hermanos queridos de Dios, cómo se llevó a cabo la elección de ustedes. Porque el mensaje evangélico que les anunciamos no se redujo a palabras hueras, sino que estuvo acompañado de poder, de Espíritu Santo y de profunda convicción.

Evangelio:
Mateo 22, 15-21

Lectura del santo evangelio según san Mateo

En aquel tiempo, los fariseos se pusieron a estudiar la manera de acusar a Jesús por algo que dijera. Así que le enviaron algunos de sus propios seguidores, junto con otros que pertenecían al partido de Herodes, para que le dijeran: 
—Maestro, sabemos que tú eres sincero y que enseñas con toda verdad a vivir como Dios quiere; no te preocupa el qué dirán, ni juzgas a la gente por las apariencias. Danos, pues, tu opinión: ¿estamos o no obligados a pagar tributo al emperador romano? 
Jesús, advirtiendo su mala intención, les contestó: 
—¿Por qué me ponen trampas, hipócritas? Enséñenme la moneda con que se paga el tributo. 
Ellos le presentaron un denario, y Jesús preguntó: 
—¿De quién es esta efigie y esta inscripción? 
Le contestaron: 
—Del emperador. 
Entonces les dijo Jesús: 
—Pues den al emperador lo que es del emperador, y a Dios lo que es de Dios.

Color verde
Este color simboliza esperanza, paz, serenidad y ecología. Es usado durante el Tiempo Ordinario, en los feriados y los domingos que no exigen otro color (solemnidades, fiestas de santos).
Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia