Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda digital ebook Catálogo General

Viernes de la 1ª semana de Cuaresma

Anteriorviernes, 15 de marzo de 2019 Siguiente

Lecturas Bíblicas
Ezequiel 18, 21-28
129, 1-2. 3-4. 5-7a. 7bc-8
Mateo 5, 20-26
Liturgia
Color Morado
Ciclo C
Semana Salterio I
Luisa de Marillac, Raimundo de Fitero

Cita del día

Jesús propone una justicia superior a la de los escribas y fariseos; la primera está basada en el conocimiento profundo de la Ley, la segunda, en la observancia escrupulosa de los preceptos. Es superior, pues, la justicia que no se fundamenta sólo en el saber y el hacer, sino sobre todo en el ser: esa justicia es santidad porque es participación en la bondad infinita de Dios. Jesús dirige cualquier acto a su origen, el corazón.
“El que se enoja contra su hermano...” Notemos la insistencia: ¡hermano! Se mata al hermano en el corazón con pensamientos o sentimientos hostiles e incluso, sencillamente, con la indiferencia. Se le mata también con palabras injuriosas o despectivas. Hoy está de moda hablar violentamente, vulgarmente. Contagiados por el clima de la sociedad en que vivimos, esta costumbre puede penetrar también en ambientes considerados cristianos, pero es totalmente antievangélica. Se suele decir: “Mata más la lengua que la espada”, pero el pensamiento mata aún más que la lengua, porque no todos los pensamientos malos afloran en palabras...
¡Qué delicado es el sentido de la justicia que Jesús nos inspira! Se trata de la pureza de corazón, de santidad, y sólo se puede lograr con un constante deseo y compromiso de conversión. La justicia verdadera es la que Jesús ha proclamado e inaugurado en la cruz con su acto de perdón y de amor desmesurado. Estamos llamados continuamente a este misterio de muerte por amor. Los hermanos necesitan ver en nosotros los rasgos del rostro del amor que perdona y hace vivir.

Fuente:
Lectio Divina para cada día del año: Tiempo de Cuaresma y Triduo Pascual Lectio Divina para cada día del año: Tiempo de Cuaresma y Triduo Pascual

Autor: Zevini, Giorgio / Cabra, Pier Giordano

Textos bíblicos
Primera lectura:
Ezequiel 18, 21-28

Lectura de la profecía de Ezequiel

Así dice el Señor Dios:
—Si el malvado se aparta de todos los pecados que cometió, observa todas mis normas y practica el derecho y la justicia, seguro que vivirá; no morirá. Ninguna de las ofensas que haya cometido le será recordada; vivirá por haberse comportado honradamente. ¿Creen que me complace la muerte del malvado? —oráculo del Señor Dios—. Pues no, prefiero que se aparte de su mala conducta y viva.
En cambio, a la persona honrada que abandone su honradez y empiece a actuar con malicia, cometiendo las mismas infamias que cometía el malvado del que hemos hablado, no le será recordada la honradez con la que había actuado; morirá conforme a las malas acciones y a los pecados que haya cometido.
Pero ustedes dicen: «No es justo el proceder del Señor». A ver si prestan atención, israelitas: ¿Creen que es injusto mi proceder? ¿No será su proceder el que no es justo? Si el honrado abandona su honradez y empieza a actuar con malicia, y muere, morirá por su propia malicia. En cambio, si el malvado abandona su inveterada maldad y empieza a practicar el derecho y la justicia, pondrá a salvo su vida. Si lo piensa bien y se aparta de las ofensas cometidas, seguro que vivirá; no morirá.

Salmo:
129, 1-2. 3-4. 5-7a. 7bc-8

R/. Señor, si recuerdas los pecados,
          ¿quién podrá resistir?

      Señor, desde lo más hondo a ti clamo.
          Dios mío, escucha mi grito;
          que tus oídos atiendan mi voz suplicante. R/.

      Señor, si recuerdas los pecados,
          ¿quién podrá resistir, Dios mío?
          Pero eres un Dios perdonador
          y eres por ello venerado. R/.

      En el Señor espero,
          espero y confío en su palabra;
          yo anhelo a mi Dios
          más que los centinelas la aurora.
          Israel, confía en el Señor. R/.

      En el Señor está el amor
          y de él viene la plena redención.
          Él liberará a Israel
          de todos sus pecados. R/.

Evangelio:
Mateo 5, 20-26

Lectura del santo evangelio según san Mateo

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
—Si ustedes no cumplen la voluntad de Dios mejor que los maestros de la ley y que los fariseos, no entrarán en el reino de los cielos.
Ya saben que se dijo a los antepasados: No mates; el que mate, será llevado a juicio. Pero yo les digo: El que se enemiste con su hermano, será llevado a juicio; el que lo insulte será llevado ante el Consejo Supremo, y el que lo injurie gravemente se hará merecedor del fuego de la gehena.
Por tanto, si en el momento de ir a presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene algo en contra de ti, deja tu ofrenda allí mismo delante del altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano. Luego regresa y presenta tu ofrenda.
Ponte de acuerdo con tu adversario sin demora mientras estás a tiempo de hacerlo, no sea que tu adversario te entregue al juez, y el juez a los guardias, y vayas a dar con tus huesos en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que pagues el último céntimo de tu deuda.

Color morado
Este color simboliza preparación espiritual. Simboliza humildad, penitencia, deseo y dolor. Se usa en Adviento y en Cuaresma, tiempos de preparación para la Navidad y la Pascua respectivamente. Además, en las celebraciones penitenciales y de difuntos.
Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia