Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda Digital EVD Catálogo General Revista Eucaristía Revista Concilium Revista Reseña Bíblica Catalogo Tiempos de Familia Videos

Miércoles de la 23ª Semana del T.O

Anteriormiércoles, 13 de septiembre de 2017 Siguiente

Lecturas Bíblicas
Colosenses 3, 1-11
144, 2-3. 10-11. 12-13ab.
Lucas 6, 20-26
Liturgia
Color Verde
Ciclo A
Semana Salterio III
Juan Crisóstomo

Jesús habla a sus discípulos. Sus palabras son de bienaventuranza y de lamento («ayes») a partes iguales. Las bienaventuranzas se pueden leer a la luz de su discurso de Nazaret. Jesús anuncia la buena noticia de la salvación a los pobres y afligidos. Jesús denuncia y advierte igualmente a los que viven de forma irresponsable, indolente, injusta y falsa. 
El evangelio de Lucas no deja lugar a dudas. La pobreza no es una «actitud espiritual», sino una realidad sangrante y cruel. Jesús no ha venido a poner bálsamo en nuestras contradicciones y lagunas, sino a poner el dedo en la llaga para que reaccionemos. Ser discípulo es vivir en verdad, no de cara a la galería; vivir en justicia, no maquillando el dolor.
No permitas, Señor, que haga de tu Evangelio una forma de bálsamo suavizante de consuelo.

Cita del día

Pablo habla de una triple transformación: la de Cristo, que ha pasado de la muerte a la vida; la del cristiano, que debe pasar de las cosas que perecen –las de la tierra– a las que permanecen –las cosas de allá arriba–, y la de las relaciones sociales, que deben estar marcadas por la igualdad y el derrumbamiento de las barreras.
Aquí se encuentra el fundamento de la ética cristiana, del obrar del cristiano. Este último no ha de sentirse impulsado por cualquier deseo, sino sólo por los deseos que le renuevan. Es una invitación a vigilar nuestros deseos, que no son todos buenos, todos nobles, todos constructivos, y no siempre hacen pasar del hombre viejo al hombre nuevo. Hemos de vigilar nuestros deseos, hemos de seleccionarlos, a fin de hacer morir los que son expresión del hombre viejo, los malos, y hacer emerger los que son expresión del hombre nuevo, a saber: los que ayudan a nuestra transformación.
El cristiano no vive, por consiguiente, simplemente «según la naturaleza», sino según la «naturaleza renovada», transformada por Cristo. La lenta, paciente y cotidiana transformación está apoyada por la fuerza que nos viene del acontecimiento ejemplar de Cristo, y ha influido en las transformación de la sociedad. Ésta, si bien tiene necesidad de continuas reformas, precisa también hombres y mujeres renovados, reformados, decididos a hacer presente con su propia vida y sus propios ideales el poder transformador de Cristo, incluso en las relaciones sociales.

Fuente:
Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario

Autor: Zevini, Giorgio / Cabra, Pier Giordano

Textos bíblicos
Primera lectura:
Colosenses 3, 1-11

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses

Hermanos:
¡Ustedes han resucitado con Cristo! Orienten, pues, sus vidas hacia el cielo, donde está Cristo sentado junto a Dios. Pongan el corazón en las realidades celestiales y no en las de la tierra.
Porque han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, la vida de ustedes, se manifieste, también ustedes aparecerán llenos de gloria junto a él.
Destruyan lo que hay de mundano en ustedes: la lujuria, la impureza, las pasiones desenfrenadas, los malos deseos y la avaricia, que es una especie de idolatría.
Esto es lo que enciende la ira de Dios sobre quienes se niegan a obedecerlo; es también lo que en otro tiempo constituyó la norma de conducta y de vida de ustedes mismos. Ahora, en cambio, es preciso que renuncien a todo eso: a la ira, al rencor, a la malquerencia, la calumnia y la grosería.
No anden engañándose unos a otros.
Despójense de la vieja y pecadora condición humana y conviértanse en nuevas criaturas que van renovándose sin cesar a imagen de su Creador, en busca de un conocimiento cada vez más profundo. 
Ya no hay fronteras de raza, religión, cultura o condición social, sino que Cristo es todo en todos.

Salmo:
144, 2-3. 10-11. 12-13ab.

R/. El Señor es bueno con todos.

      Cada día te bendeciré,
          alabaré tu nombre por siempre jamás.
          El Señor es grande, digno de alabanza,
          es insondable su grandeza. R/.

      Señor, que todas tus obras te alaben,
          que te bendigan tus fieles;
          que pregonen la gloria de tu reino,
          que hablen de tus proezas. R/.

      Que proclamen a todos tus hazañas,
          el glorioso esplendor de tu reino.
          Es tu reino un reino eterno,
          tu poder dura por generaciones. R/.

Evangelio:
Lucas 6, 20-26

Lectura del santo evangelio según san Lucas

En aquel tiempo, Jesús, mirando a sus discípulos, les dijo:
—Felices ustedes los pobres, porque el reino de Dios es de ustedes.
Felices ustedes los que ahora tienen hambre, porque Dios los saciará.
Felices ustedes los que ahora lloran, porque después reirán.
Felices ustedes cuando los demás los odien, los echen de su lado, los insulten y proscriban su nombre como infame por causa del Hijo del hombre.
Alégrense y salten de gozo cuando llegue ese momento, porque en el cielo los espera una gran recompensa. Así también maltrataron los antepasados de esta gente a los profetas.
En cambio, ¡ay de ustedes los ricos, porque ya han recibido el consuelo que les correspondía!
¡Ay de ustedes los que ahora están saciados, porque van a pasar hambre!
¡Ay de ustedes los que ahora ríen, porque van a tener dolor y llanto!
¡Ay de ustedes cuando todo el mundo los alabe, porque eso es lo que hacían los antepasados de esta gente con los falsos profetas!

Color verde
Este color simboliza esperanza, paz, serenidad y ecología. Es usado durante el Tiempo Ordinario, en los feriados y los domingos que no exigen otro color (solemnidades, fiestas de santos).
Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia