Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda Digital EVD Catálogo General

Martes de la 6ª semana del T.O

Anteriormartes, 13 de febrero de 2018 Siguiente

Lecturas Bíblicas
Santiago 1, 12-18
93, 12-13a. 14-15. 18-19
Marcos 8, 14-21
Liturgia
Color Verde
Ciclo B
Semana Salterio II
Benigno
Cita del día

En el pasaje de ayer, Santiago nos hacía pedir a Dios la sabiduría, a fin de ver las pruebas desde su justa perspectiva. El libro de los Proverbios se refiere al valor de la sabiduría cuando recuerda que «la necedad del hombre tuerce su camino e irrita su corazón contra el Señor» (19,3). Santiago se muestra categórico: «Nadie puede incitar a Dios para que haga el mal, y él no incita a nadie a pecar» (1,13). En consecuencia, nuestra atención debe detenerse en otro punto: el hombre-criatura. En él está presente la concupiscencia y, si la sigue, se encamina a la muerte. Ahora bien, el hombre dispone también de la posibilidad real de ser «los primeros frutos entre las criaturas de Dios» (1,18), engendradas por su voluntad «mediante la Palabra de la verdad».

Ante la «fijación» de los discípulos en una preocupación superficial y material, Jesús no sólo los amonesta, sino que les hace practicar una anamnesis por medio de una percuciente serie de preguntas – «¿Aún no entendéis ni comprendéis? ¿Es que tenéis embotada vuestra mente? Tenéis ojos y no veis; tenéis oídos y no oís»– y los lleva a releer la «señal» de la multiplicación de los panes.

Jesús se muestra provocador en el empleo que hace de la terminología de los antiguos profetas. De este modo revela también que «la levadura de los fariseos y de Herodes», esto es, la falta de disponibilidad para acoger lo que han visto, está presente asimismo en sus discípulos, que permanecen ligados al «pan» y no llegan a él, «Palabra de la verdad». En nuestro caso, tampoco nos hará daño una anamnesis de este tipo, puesto que abriendo los «ojos» y los «oídos» también llegaremos nosotros a reconocer que «todo don perfecto viene de arriba, del Padre de las luces».

Fuente:
Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario

Autor: Zevini, Giorgio / Cabra, Pier Giordano

Textos bíblicos
Primera lectura:
Santiago 1, 12-18

Lectura de la carta del Apóstol Santiago

 Hermanos míos queridos:
Dichoso quien resiste la prueba, pues, una vez acrisolado, recibirá como corona la vida que el Señor ha prometido a quienes lo aman.
Nadie acosado por la tentación tiene derecho a decir: «Es Dios quien me pone en trance de caer». Dios está fuera del alcance del mal, y él tampoco instiga a nadie al mal.
Cada uno es puesto a prueba por su propia pasión desordenada, que lo arrastra y lo seduce. Semejante pasión concibe y da a luz al pecado; y este, una vez cometido, origina la muerte.
Hermanos míos queridos, no se engañen.
Todo beneficio y todo don perfecto bajan de lo alto, del creador de la luz, en quien no hay cambios ni períodos de sombra.
Él, por su libre voluntad, nos engendró mediante la palabra de la verdad para que seamos como primeros frutos entre sus criaturas.

Salmo:
93, 12-13a. 14-15. 18-19

R/. Feliz a quien tú, oh Dios, corriges.

      Feliz a quien tú, oh Dios, corriges,
          a quien instruyes en tu ley;
          le darás paz en días de desgracia. R/.

      Porque el Señor no olvida a su pueblo,
          él no abandona a su heredad.
          Se juzgará de nuevo con justicia
          y los rectos caminarán tras ella. R/.

      Si yo digo: «Mi pie resbala»,
          tu bondad, Señor, me sostiene.
          Cuando me invaden las penas,
          tus consuelos me dan alegría. R/.

Evangelio:
Marcos 8, 14-21

Lectura del santo evangelio según san Marcos

En aquel tiempo, los discípulos habían olvidado llevar pan. Solamente tenían uno en la barca. Jesús les recomendó:
—Miren, cuídense de la levadura de los fariseos y de Herodes.
Los discípulos comentaban unos con otros: «Esto lo dice porque no hemos traído pan». Pero, dándose cuenta de ello, Jesús les dijo:
—¿Por qué están comentando que les falta el pan? ¿Tan embotada tienen la mente que no son capaces de entender ni comprender nada? ¡Ustedes tienen ojos, pero no ven; tienen oídos, pero no oyen! ¿Ya no se acuerdan de cuando repartí cinco panes entre cinco mil personas? ¿Cuántos cestos llenos de trozos sobrantes recogieron?
Le contestaron:
—Doce.
—Y cuando repartí siete panes entre cuatro mil personas, ¿cuántas espuertas de trozos sobrantes recogieron?
Le contestaron:
—Siete.
Y Jesús les dijo:
—¿Y aún siguen sin entender?

Color verde
Este color simboliza esperanza, paz, serenidad y ecología. Es usado durante el Tiempo Ordinario, en los feriados y los domingos que no exigen otro color (solemnidades, fiestas de santos).
Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia