Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda Digital EVD Catálogo General Concilium - PDF gratuitos

Viernes de la 1ª Semana del T.O

Anteriorviernes, 12 de enero de 2018 Siguiente

Lecturas Bíblicas
1 Samuel 8, 4-7. 10-22a
88, 16-17. 18-19
Marcos 2, 1-12
Liturgia
Color Verde
Ciclo B
Semana Salterio I
Tatiana

La Editorial Verbo Divino ha lanzado una nueva aplicación “La Buena Noticia de cada día”. La pueden descargar en Play Store para Android o en App Store para Apple. En la aplicación encontrarán las lecturas completas que se proclaman en la Eucaristía de todos los días del año, acompañadas de un sugerente comentario que invita a la oración.  Podrán consultar festividades y acceder a las oraciones que año tras año se ofrecerán, así como visualizar un vídeo semanal con el que se pretende acercarles el evangelio de una manera original.

 

 

Cita del día

Dios se adecua a menudo a la inmadurez del hombre y lo acompaña a través de sus circunlocuciones desviadas. El Señor no comunica de inmediato su voluntad de manera radical y plena, porque no somos capaces de recibirla. La elección que está llevando a cabo Israel, la de querer un rey, es una de esas circunlocuciones. El pueblo deberá esperar el fracaso de su iniciativa para darse cuenta de que el único verdadero rey es el Señor. Sólo entonces encontrará reposo. Entre tanto, Dios mismo tiene paciencia y acompaña al pueblo para que la complicación que ellos mismos se han buscado no les resulte fatal. No son, en efecto, las estructuras jerárquicas ni los expedientes los que salvan, sino YHWH, única fuente de vida para el pueblo elegido: él le propone incesantemente su voluntad por medio de los profetas, y llama a todos para que vuelvan a poner en él toda la confianza a través de una relación personal y vital. 
A esta misma relación de confianza plena, cuyos confines son rebasados cada vez por la Palabra eficaz de Jesús, nos llama el Evangelio: perdonar los pecados va más allá del simple gesto «mecánico» y «utilitarista» de la curación. El Nazareno, con su atrevida afirmación, pide a los maestros de la Ley que superen la imagen de Dios que se han creado («¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?»: v. 7), para poder recibir el anuncio de la fuerza liberadora del Reino. También a nosotros se nos pide hoy que no nos dejemos condicionar por la rigidez de las estructuras mentales y de las instituciones humanas, y que seamos capaces de darnos cuenta –con ojo avizor– de la presencia activa de un Dios que, con gestos gratuitos e inesperados, se hace encontrar en nuestros límites.

 

Fuente:
Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario

Autor: Zevini, Giorgio / Cabra, Pier Giordano

Textos bíblicos
Primera lectura:
1 Samuel 8, 4-7. 10-22a

Lectura del primer libro de Samuel 

En aquellos días, todos los ancianos de Israel se reunieron, fueron a Ramá a ver a Samuel y le dijeron: 
—Mira, tú ya eres viejo y tus hijos no siguen tus pasos. Por tanto, nómbranos un rey que nos gobierne, como en todas las naciones. 
Le disgustó a Samuel el hecho de que le pidieran un rey para que los gobernara y se puso a orar al Señor. 
Pero el Señor le dijo: 
—Escucha la voz del pueblo en todo lo que te pidan, pues no te rechazan a ti, sino que es a mí a quien rechazan como rey suyo. 
Samuel transmitió las palabras del Señor a la gente que le pedía un rey y les dijo: 
—Estos serán los derechos del rey que los gobierne: alistará a los hijos de ustedes y a unos los destinará a sus carros y a sus caballos para que vayan delante de su carroza; a otros los nombrará jefes y oficiales de su ejército; a otros los pondrá a trabajar sus campos y a cuidar sus cosechas, o a fabricar su armamento y los pertrechos de sus carros. A las hijas de ustedes las pondrá a su servicio como perfumistas, cocineras o panaderas. Requisará sus mejores campos, viñas y olivares para dárselos a sus funcionarios. Les cobrará a ustedes el diezmo de sus cereales y viñas y se lo dará a sus oficiales y funcionarios. Les quitará sus siervos y siervas junto con sus mejores bueyes y asnos para emplearlos en sus trabajos. Les exigirá impuestos por sus rebaños, y ustedes mismos se convertirán en sus esclavos. En ese momento ustedes se quejarán del rey que habían elegido, pero entonces el Señor no les responderá. 
El pueblo no quiso escuchar a Samuel e insistió: 
—¡No importa! Queremos tener rey. Así también nosotros seremos como todos los pueblos: nuestro rey nos gobernará y nos conducirá a luchar en las guerras. 
Samuel escuchó lo que decía el pueblo y se lo comunicó al Señor. El Señor le contestó: 
—Atiende a su petición y nómbrales un rey.

Salmo:
88, 16-17. 18-19

R/. El amor del Señor cantaré eternamente.

      Feliz el pueblo que sabe aclamarte, 
          caminará, Señor, a la luz de tu rostro. 
          En tu nombre se alegran todo el día, 
          por tu justicia se enorgullecen. R/. 

      Porque tú eres la gloria de su fuerza, 
          tú nos encumbras con tu favor. 
          El Señor es nuestro escudo, 
          el santo de Israel es nuestro rey. R/.

Evangelio:
Marcos 2, 1-12

Lectura del santo evangelio según san Marcos

Algunos días después, Jesús regresó a Cafarnaún. En cuanto se supo que estaba en casa, se reunió tanta gente, que no quedaba sitio ni siquiera ante la puerta. Y Jesús les anunciaba su mensaje. 
Le trajeron entonces, entre cuatro, un paralítico. Como a causa de la multitud no podían llegar hasta Jesús, levantaron un trozo del techo por encima de donde él estaba y, a través de la abertura, bajaron la camilla con el paralítico. 
Jesús, viendo la fe de quienes lo llevaban, dijo al paralítico:
—Hijo, tus pecados quedan perdonados.
Estaban allí sentados unos maestros de la ley, que pensaban para sí mismos: 
«¿Cómo habla así este? ¡Está blasfemando! ¡Solamente Dios puede perdonar pecados!». 
Jesús, que al instante se dio cuenta de lo que estaban pensando en su interior, les preguntó:
—¿Por qué están pensando eso? ¿Qué es más fácil? ¿Decir al paralítico: «Tus pecados quedan perdonados», o decirle: «Levántate, recoge tu camilla y anda»? 
Pues voy a demostrarles que el Hijo del hombre tiene autoridad para perdonar pecados en este mundo.
Se volvió al paralítico y le dijo:
—A ti te hablo: Levántate, recoge tu camilla y vete a tu casa.
Y él se levantó, recogió al punto su camilla y se fue en presencia de todos. Todos los presentes quedaron asombrados y alabaron a Dios diciendo:
—Nunca habíamos visto cosa semejante.

Color verde
Este color simboliza esperanza, paz, serenidad y ecología. Es usado durante el Tiempo Ordinario, en los feriados y los domingos que no exigen otro color (solemnidades, fiestas de santos).
Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia